lunes, 7 de junio de 2010

Cárcel de Marcos Paz: una crónica desde el corazón del Parque Jurásico- Laureano Barrera.



CÓMO VIVEN ACTUALMENTE LOS 89 REPRESORES DETENIDOS EN ESE PENAL POR DELITOS LESA HUMANIDAD.
Artículo publicado en Miradas al Sur

El anciano, zapatillas negras, medias de toalla a media caña, bermuda caqui como las de antes y camiseta blanca de dormir, agita los brazos de atrás para adelante como un joven gimnasta en pleno precalentamiento. Ha abandonado la mesa donde otros cuatro hombres longevos juegan a las cartas y sube, parsimonioso pero diestro, hasta el primer piso del pabellón. Campea de un extremo al otro el corredor que comunica las más de veinte celdas individuales de la planta alta, y se detiene ante la imagen de la virgen colgada de una pared. Con un fósforo enciende una pequeña vela blanca sostenida por un relicario, y con la mano derecha en alto, cerca de la efigie, comienza a rezar. La plegaria no dura más de medio minuto. Después se santigua y reinicia la caminata por el corredor, ida y vuelta, que no se interrumpirá en los minutos siguientes, en los que un cronista y un fotógrafo de Miradas al Sur continúen observando.
Nos encontramos en la planta superior de uno de los tres corredores que terminan en miradores hacia los pabellones. Son las celadurías: dispositivos de control panópticos que permiten a los centinelas vigilar a los internos sin que lo sepan. Descontextualizada, la escena -vista a través de un vidrio vigoroso y ahumado- se parece a un domingo por la tarde en cualquier geriátrico o a lo sumo, un centro de rehabilitación motriz. Pero no: transcurre en los pabellones 5 y 6 del módulo IV del Complejo Penitenciario Federal II -conocido como el penal de Marcos Paz-, lo que los presos comunes y penitenciarios denominan “los pabellones de lesa”, el anciano que camina con medias de tenista y remera de jubilado es nada menos que Miguel Osvaldo Etchecolatz, y los tiernos abuelos que juegan con cartas hechas a mano o miran televisión, integran la nómina de 89 represores que están procesados o condenados -sólo una ínfima cantidad-, por una cantidad escalofriante de torturas, desapariciones y asesinatos.

Una cárcel común. Nuestra jornada había empezado temprano, mucho más temprano que la hora en que afuera el sol empezaba a derrumbarse y el ex comisario apostólico, católico y romano, condenado a reclusión perpetua por crímenes en el marco de un Genocidio, rezaba y ejercitaba sus músculos entumecidos. El Penal de Marcos Paz está enclavado en el último confín del Gran Buenos Aires, al que sólo se accede dilucidando un laberinto de rutas decrépitas y parrillas de paso nimbadas por el humo espeso de camiones. Pasando la localidad de Marcos Paz y el derruido puente Pajarito, el cartel de un frigorífico señala la última curva hacia el complejo carcelario: el acceso Zavala, una avenida de pedregullo sórdida, con banquinas sin desmalezar y pozos que de tan grandes podrían ser ciegos.
El Complejo Penitenciario Federal II, inaugurado el 7 de diciembre de 1999, es un predio yermo de 120 hectáreas cruzado por alambres de púa, y grandes edificaciones blancas con techos de teja verde. Son los cinco módulos de la cárcel, cada uno aloja entre 300 y 350 reos distribuidos en seis pabellones. La cárcel cuenta con 1644 celdas individuales y según sus autoridades, aloja unos 1.600 internos. “En el SPF no hay superpoblación ni hacinamiento”, asegura con orgullo el prefecto Hugo Velásquez, director del Penal, que recibe a Miradas al Sur en su despacho con una nutrida comitiva que incluye a la plana mayor de la Unidad y al subdirector del Servicio Penitenciario, Néstor Matosian.
Llama la atención, como primer impacto, que el prefecto Hugo Velásquez sea licenciado en Trabajo Social. Después vuelve a hacerlo su enfoque, cuanto menos en el plano discursivo: “acá lo que entra es la persona y no el delito”.
La recorrida comienza por el pabellón 4 del módulo II, reservado para el programa denominado “el viejo Matías”. Lo pueblan los acusados por delitos comunes que no están en un área de resguardo –hoy son 400 internos en esta condición- y superan los 50 años. A pesar de ser más jóvenes que los alojados en los pabellones de “Lesa”, presentan un aspecto físico mucho más castigado.
Según el jefe del área educativa, el 85% de la población en Marcos Paz estudia en alguna de las áreas o integra los talleres de carpintería, herrería, sastrería, panadería, donde se producen desde camas para las cárceles federales hasta bolsas reciclables de cartón.
En una salita, cinco jóvenes preparan acaloradamente el último examen del IPC para ingresar a la Facultad de Derecho. Varios de ellos han terminado la escuela en la cárcel y ahora cursan a través de un convenio en la universidad. “En educación, trabajo y salud, tienen casi los mismos estándares que en libertad”, se aventura Juan Gregorio Natello, el subdirector del Penal, en una definición más bien osada.

El berrinche es salud. Las máximas autoridades del penal y del Servicio Penitenciario Federal se desviven por remarcar en presencia de “los medios periodísticos” que las condiciones de detención son equitativas para los terroristas de Estado y los presos comunes: los menús de comida, la duración de las visitas, la recreación. Y eso, al menos en su trazo grueso, por estos días y tras una larga observación, parece ser cierto. “Lo que sí, reciben más cantidad de visitas que el resto de los internos, y los familiares suelen traerle comida adicional, libros o medicamentos”, remarca el mayor Ferreira, autoridad máxima del módulo IV, reservado para los miembros de fuerzas armadas o “asimilados” –léase: familiares, policías, agentes de seguridad privada-.
Sí se nota –y se oye- un cuidado muy celoso de la salud de los represores. “Son gente de edad en su mayoría, y requieren muchas veces de un tratamiento médico especial”, comenta Jorge Goncalvez, el jefe del servicio médico de Marcos Paz. “Tenemos internos con afecciones cardiopatías, neurológicas, con mal de Alzheimer, que requieren una atención constante”, agrega Goncalvez. Cuentan con los mismos derechos que los presos comunes: “pueden pedir un médico particular, y si el cuadro lo requiere también articulamos con el sistema público de salud, aunque a veces sucede que hay médicos que se niegan a atenderlos”. En tal caso, los internos pueden ser trasladados para tratamientos específicos en clínicas privadas. Es el caso de Luis Patti, que hace unas semanas sufrió un accidente cerebro vascular, con secuelas en la visión y en el equilibrio, y fue trasladado a una clínica privada en Escobar. “La recuperación en estos casos depende casi exclusivamente del paciente”, completa el médico.
“Muchos de ellos, como también lo encontramos en el resto de los internos, presentan cuadros de psicopatía, es decir que son conscientes de lo que hicieron pero tienen alterada su escala de valores: cree que lo que hizo fue lo mejor”.
- ¿Y le han tocado simulaciones para obtener beneficios en su detención o en la proximidad de un juicio?
- Sí, todos los presos lo hacen y ellos no son la excepción. Pero con nuestra experiencia podemos detectar esos casos.

Los pabellones de “Lesa”. Los pabellones 5 y 6, donde 89 represores aguardan el juicio por los crímenes del pasado, son arquitectónicamente idénticos a los que recorrimos en el programa del “Viejo Matías”: triangulares, con una doble hilera simétrica –en planta baja y primer piso- de unas cincuenta celdas individuales. Cada una mide unos 2,5 por 3 metros, tras una puerta de metal numerada, y contiene una cama de hierro, una mesa, un armario metálico un inodoro y un lavatorio, similares a los sanitarios de un colectivo. En el salón de Usos Múltiples, el espacio común donde pasan todo el día -salvo por alguna afección que los obligue a postrarse-, hay cuatro baños con duchas, mesas y sillas plásticas de jardín. Empotrado en la pared, un televisor grande –de unas 25 pulgadas- con DVD, un microondas y una heladera. Detrás de la heladera, en el pabellón 5, duerme Miguel Etchecolatz.
- Se lo ve muy bien conservado- observa este diario.
- Decayó en el último tiempo. Antes salía adonde había mesa de ping pong y les ganaba a todos. Cuando entrábamos se ponía como loco para que le den más artículos de limpieza. Ahora ya está chocheando- confía en tono paternal un penitenciario que durante largos días lo trató de cerca.
Del techo del pabellón 5 cuelga una bandera argentina. Lo integran, además de Etchecolatz, 38 represores más, pero curiosamente uno no está acusado por delitos de lesa humanidad. “El mediático”, se apuran a responder los jefes de pabellón ante la pregunta de este diario. No es otro que Ciro James, el espía de Macri, rodeado de buenos muchachos. Detrás de la escalera, se pasea en una camisa celeste la enorme humanidad de Christian Von Wernich, el capellán inmisericorde condenado por un tribunal de La Plata que en la orfandad de los centros clandestinos bonaerenses inducía confesiones después de las sesiones de tortura. Sentados en una mesa, dos o tres juegan a las cartas –hechas a mano: los juegos de azar están prohibidos en el penal- con un termo y algunas tazas al alcance. En una mesa más alejada, otros siete ancianos disfrutan de lo que pareciera una relajada tertulia. Otros tres de rostros desconocidos miran la televisión y cruzan comentarios.
En el pabellón 6 descansan represores que han llegado más recientemente al Penal desde cárceles militares o arrestos domiciliarios. Incluso, el pabellón que ocupan estaba destinado a los presos comunes en resguardo, y tuvo que ser vaciado cuando hace dos años llegó una nutrida camada –en su mayoría- de ex marinos que llegaban desde dependencias navales donde se los servía con honores. Se presentaban ante los penitenciarios con el grado: capitán de fragata, teniente coronel, como si los años no hubieran pasado.
“¿Adónde nos trajeron?”, recuerda uno de los penitenciarios que fue la primera exclamación de los nuevos moradores del pabellón al notar que la asepsia no era precisamente como en sus prolijos chalets cuarteleros. No había televisores plasma, ni cómodas habitaciones con acceso a Internet, ni horarios ilimitados de visitas. Les aborrecía tener que someterse al régimen de los presos comunes. “Nos decían que sus familiares no iban a pasar drogas, no querían que los revisáramos”, recuerda José María Ferezín, el Director de Tratamiento del Penal.
Al comienzo, cuentan los guardiacárceles, reproducían en las ranchadas –como se llama intramuros a los nucleamientos en pequeñas comunidades- las históricas disputas entre el Ejército y la Marina, que incluso provocaron algunas rencillas, y seguían ejerciendo de facto la subordinación por escalafón militar. Aún hoy, aunque las autoridades del penal aseguran que se ha podido quebrar ese código militar de reglas no escritas, los ex muchachos de la Armada siguen llevando en el pabellón la voz cantante. Su ausencia es notoria ahora que están siendo juzgados por los crímenes en la Esma: Astiz, Rolón, Cavallo, Rádice. El “Tigre” Jorge Acosta se fue trasladado al penal de Ezeiza por presuntos problemas de salud.
Sin ellos, el pabellón 6 sólo ostenta unos pocos reos “con cartel”: el Turco Julian y el médico policial Jorge Bergés que se traslada lentamente en una silla de ruedas. Héctor Oscar Seisdedos, un cabo primero de la comisaría de Castelar indagado por más de veinte privaciones ilegítimas de la libertad, parece extraviado en la persecución de un insecto, blandiendo un mosquitero de plástico rojo sobre una campera colgada en el respaldo de una silla.
La tarde ha dado paso a la noche y el regreso, sabemos, es largo. A días de cumplirse 34 años del Golpe de Estado cívico-militar, la cárcel común es, sin privilegios ni severidades, es el lugar donde deben cumplir la pena por los delitos de lesa humanidad.

36 comentarios:

  1. Que bueno saber que las condiciones de detención ya no son vergonzosamente privilegiadas, yo voy casi a diario a los juicios de Comodoro Pi a hacerles fotos y al principio ni siquiera les ponían esposas en los traslados, ahora por lo menos si, parece insignificante, pero no lo es, muchos nos quedamos a ver al fin de la jornada como los engrillan, parece que nos hace falta ejercer de celadores, ver que algo de privación reciben. Abrazo, Andres

    ResponderEliminar
  2. los de requisa nadie los controla todos borrachos ingresan bebidas hasta para los presos.total los jefachos no estan.fines y feriados.oficial jorge moreno hace la vista gorda.lo se x que mi marido principal es y me cuenta cuando viene re borracho

    ResponderEliminar
  3. cerdos comunistas, ya volveran a prision cuando nos toque juzgar a los montos asesinos

    ResponderEliminar
  4. Seria muy interesante saber donde están detenidos y cumpliendo sus penas los ATACANTES, terroristas que dieron origen a la represión ,se reprime solamente a un ataque, al llamarlos represores están convalidando la idea de que estaban reprimiendo al ataque. Cierto es que si no hubiese habido un ataque terrorista , nada hubiese opcurrido, son responsables de todo! deberian estar presos también. De lo contrario acá se está viendo una revancha terrorista y un nuevo ataque. Estamos ante un terrorismo jurídico , es la guerra terrorista que continua ,no hay dudas

    ResponderEliminar
  5. Laureano es excelente tu crónica! te felicito ! aun tengo la piel de gallina …

    ResponderEliminar
  6. diego dice: qué sanción están cumpliendo ahora Firmenich, Vaca Narvaja y Perdía; que en la contraofensiva del 79 mandaron a la muerte segura a cientos de jóvenes militantes, mientras ellos miraban las torturas y los campos clandestinos, desde Europa y México, disfrutando de los dólares de Bunge y Born ?

    ResponderEliminar
  7. y me pueden decir porq a estos h de p los superiores los negaron como a judas? si estaban tan convencidos q lo hecho estaba bien, porq negarlo? si por mi fuera los hubiera fusilado, encima hay q mantenerlos lo dice UNA CIUDADANA COMUN QUE HASTA EL 80 NO SABIA QUE PASABA EN ESOS CENTROS CLANDESTINOS.

    ResponderEliminar
  8. tenemos que disfrutarmucho esto,muchachos,por que con la corrupcion que la demorasia trajo en cualquier momento estos pibes golpean otra vez ,no los ancianos pero si los nuevos que estan en los cuarteles.no creamos que nunca mas van a volver,los alfonsin menen de la rua duhalde kirchner y cristina fueron y son muy delincuentes y corruptos para asegurarnos democracia de por vida,

    ResponderEliminar
  9. Memoria, verdad y justicia. Hoy 21 de diciembre condenan a Videla a Cadena Perpetua. Tarde pero seguro. Qué jamás descansen todos ellos en paz. Perpetua sigue siendo poco.
    Es de suma ignorancia creer que ( como justifican ellos) fue una guerra. En las guerras no torturan como torturaron acá. No ejecutan la chicana en la vagina de una mujer. Nos tiran a las personas en vida al mar y tantas demencias más.
    Está claro que la represión no suma en nada, sino todo lo contrario. I.T

    ResponderEliminar
  10. Con todo el respeto q se merecen los familiares de las víctimas de la represión, creo q hay militares detenidos inocentes.
    no defiendo la dictadura ni ahi, tampoco al terrorismo, quiero q eso quede claro...
    pero me parece q hay algunos pocos casos de ex militares que los metieron en la misma bolsa de los represores, lo mismo q a muchos inocentes en el proceso. creo q tenemos q mirar hacia adelante y no pagar con la misma moneda, lo cual genera rencor.
    ya hubo un caso de un falso testigo en un juicio, lo q implica q fue obligado (x dinero u otras razones) a declarar en contra de un militar.
    no tengo familiares militares, ni jamas tuve devocion por los uniformados, solo soy una persona comun que da un punto de vista.
    la justicia tendria q ser mas "justa" con los inocentes y revertir le rencor pasado, porq si miramos hacia adelante se hace mas facil crecer...

    ResponderEliminar
  11. CONSIDERO QUE LOS CULPABLES DE LAS ABERRACIONES QUE SE COMETIERON EN LA UNIDAD NUEVE DEBEN PAGAR POR LO QUE HICIERON,PERO TAMBIEN CONCIDERO QUE HAY GENTE QUE ES INOCENTE. POR EJEMPLO EL DOCTOR ENRIQUE LEANDRO CORSI,GRAN PERSONA !!!!!!!!!! DESDE MI LUGAR LE MANDO TODA LA FUERZA PARA SOPORTAR ESTA INJUSTICIA, TODA LA LUZ PARA VOS ENRIQUE !!!!!!!!! FMB 07-02-2011

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ENRIQUE LEANDRO CORSI , MI CORAZON ME DICE QUE SOS INOCENTE!!!! FUERZA AMIGO..... SIEMPRE ESPERO VERTE VOLVER.

      Eliminar
  12. Espero verlos ahi a los Dëlía, los moreno, los jaime, los fernandez, los kirchner y toda la pinguinera chupamedia!!! zurdos de pacotilla!!!Derecha es orden, la izquierda es caos!!!

    ResponderEliminar
  13. Quiero hacer saber que de un dia tranquilo que teniamos junto a mi padre y madre,injustamente vinieron como en esa epoca q buscar a mi padre un hombre de 65 años de edad,que cobrando una jubilacion como policia retirado que se dedico por necesidades economicas de esa epoca´por el nacimiento mio quien escribe esto,lo encerraron por el motivo de haber estado en un lugar equivocado cumpliendo la tarea como agente recien ingresado a la fuerza policial,que hoy destruidos como familia este gobierno anarquista y con pensamiento zubersibos como esa epoca secuestran con la injusticia de los jueces corruptos que tenemos a gente inocente como a mi padre u tipo que nos enseño a tener educacion por los demas , a ser repectuosos,a jamas a meternos en problemas y no tocar jamas lo ajeno,viejo desde aca te decimos que vamos a pelear hasta tenerte afuera y que disfrutaras de tus nietos como lo venias haciendo. repudio al gobierno,jueces,politicos de cuarta ladrones ,asesinos de guantes blancos...........

    ResponderEliminar
  14. Quisiera que detuvieran de la misma manera a todos los Montoneros y a los del ERP iniciadores de esa guerra,incluídos los que ahora están ocupando un cargo en el gobierno como la Nilda Garre que actuaba como comandante en los montes de Tucumán.Es lamentable el odio de venganza que tienen, como las Madres de Plaza de Mayo que parece que no tienen nada que hacer y se estan llenando de Plata que pagamos nosotros

    ResponderEliminar
  15. Hay presos politicos llamados "ex represores" q estan condenados por pertencer alguna vez a las fuerzas militares. Metieron a todos en la misma bolsa, no todos son asesinos, ni complices, muchos se dieron de baja del ejercito en la decada del 70 porq no habian estudiado para lo q estaba pasando en ese momento, por eso pidieron la baja. Hoy, varias de esas personas estan presas, y los derechos humanos se lavan las manos, no investigan, ponen testigos falsos, juegan con la vida de inocentes.
    Estoy en contra de la dictadura, pero tambien estoy en contra de quienes meten a todos en la misma bolsa....

    ResponderEliminar
  16. Ellos obedecian cadenas de mando ¿en donde estan los camaradas que no salen a defender a aquellos que un dia tuvieron que obedecer esas ordenes? manga de cobardes!!!

    ResponderEliminar
  17. Tratemos en lo posible de no dejar olvidados a quienes un dia salieron a obedecer a sus fuerzas algunos abran cometido abusos pero otros son perejiles ojo no metamos a todos en la misma bolsa!!!

    ResponderEliminar
  18. Terrorismo jurídico! soy familiar de un preso politico inocente, con pruebas, y con una carrera militar intachable!, que se juzguen de los dos lados! ambos cometieron atrocidades!...alguien se acuerda del ataque al 5 de octubre en formosa?..donde estan los asesinos de esos soldaditos, pibes de 20 años!?...quien le dio justicia a esas familias? ARGENTINA PAIS GENEROSO. KRISITNA OJALA VUELES RAPIDO...O BAJES MEJOR DICHO, CON EL OTRO.

    ResponderEliminar
  19. No dejemos olvidados a nuestros presos politicos, porque no son otra cosa! ESTOS QUE ESTAN EN EL PODER SON TODOS MONTONEROS SINO REVISEMOS SU CURRICULO , SOLO TIENEN SED DE VENGANZA Y ACUSAN A TODOS NO LES IMPORTA EN QUE LUGAR ESTUVIERON PARA ELLOS SON TODOS CULPABLE. DONDE ESTAN LOS DERECHOS HUMANOS PARA NUESTRO DETENIDOS!DE QUE JUSTICIA HABLAN MANGA DE CORRUPTOS!! AMIGOS NO NOS OLVIDEMOS DE ELLOS!!!!

    ResponderEliminar
  20. por el amor a dios terminemos con la venganza en nombre de la democracia ,que no se cometan los mismos errores! han detenido a gente inocente porque en algun momento pertenecieron a una fuerza y muchos eligieron esa carrera para servir a la patria. la guerra que no se gano con arma se pierde con los papeles libertad a los presos politicos!!!

    ResponderEliminar
  21. "K"ristina:stos pinguinos y toda su comitiva de zurdos ladrones y traicioneros de la patria nunca se preocuparon en lo qe la gente piensa o qiere..siempre buscaron saciar sus rencores escudandose en una supuesta "lucha legal" amparados por jueces con precio$$$$ y mediante las viejas qe en su momento no cuidaron a sus hijos y ahora stan llevando a sus nietos al mismo destino...pero como dicen" qe dios y la patria los demanden".Nosotros preocupemonos por nuestros presos politicos nada mas camaradas.

    ResponderEliminar
  22. Que me cuentan de la mamita hebe? como estos zurdos estan en el poder todo va a quedar en borrajas,Estos h de... son intocables mientras quienes un dia salieron a obedecer ordenes estan pagando con sus vida el mandato dejemos de joder luchemos por nuestros presos politicos.¿ OJO CON PLATA SE COMPRAN TESTIMONIOS NO? Hay muchos venden hasta la patria por unos pesos!!

    ResponderEliminar
  23. ESTE PAÍS ES UNA MIERDA. COMO PUEDE SER QUE SOLO SE MIRE UNA PARTE DE LA HISTORIA. ESA ES LA PUTA COSTUMBRE ARGENTINA. QUIERO ADENTRO A TODO ESTE GOBIERNO CORRUPTO. PUDIMOS SER EJEMPLO ANTE TRIBUNALES Y ORGANIZACIONES INTERNACIONALES Y TERMINAMOS HACIENDO DE ESTE MEGA JUCIO LA PELOTUDEZ ANDANTE. VAMOS QUE NO ME CREO NADA, CUANTO COSTARON LOS JUECES $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ Y DESPUES ME DICEN QUE LOS PODERES SON INDEPENDIENTE PERO POR QUE NO SE VAN CAGAR SI QUEDO DEMOSTRADÍSIMO QUE EL PODER JUDICIAL ES FUNCIONAL AL GOBIERNO DE TURNO ASÍ NO HAY JUCIOS TRANSPARENTES.
    ADEMÁS XD CON HEBE CORRUPTA QUE VAN A INVENTAR A HORA. QUE SE PONGA DE ACUERDO CUAL ES SU LUCHA POR UN LADO REPUDIA A LO MILICOS POR OTRO LE CHUPA LAS MEDIAS A CHAVEZ, ADEMÁS DE GRITAR EN LA PLAZA DE MAYO VIVA LOS COMPAÑEROS DE LA FARC Y YO ME PREGUNTO QUE LOS COMPAÑEROS DE LAS FARC NO HACEN EXACTAMENTE LO MISMO QUE ELLA Y TANTOS REPUDIAN??
    HE DICHO LO QUE PIENSO Y ESPERO NO OFENDER A NADIE Y QUE NADIE ME ETIQUETE EN ZURDA, DERECHA, ARRIBA O ABAJO, POR QUE ME TIENE LA PELOTAS LLENAS CON ESO, ES LO QUE PIENSO Y ESTAS SON ALGUNAS DE LAS PREGUNTAS QUE ME SURGEN DESPUÉS DE PASAR MUCHOS AÑOS LEYENDO SOBRE EL TEMA.
    CASTIGO A LOS CUMPABLES SI, PERO A TODOS.

    ResponderEliminar
  24. alguien puede decirme como yegar por favor!!el qe sea tan amable de explicarme mandeme un msj a mi facebook,Shoana Doldan. muchas gracias..

    ResponderEliminar
  25. tendrian que poner menos requisitos para las visitas del preso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay gente que se abusa, y por esas personas pagan todas las visitas. no se deberia meter a todas las personas en la misma bolsa pero como evitarlo?

      Eliminar
  26. yo tengo elpadre de un amigo que le dicen el gato+ la verdad no se si hiso algo pero en comdoro py+ acusaron a cuatro con ese apodo y creo que llevaron a dos entre ellos el,, espero por que algo lo conosco, que se haga justicia¡ es un tipo que vende sepillos para vivir por que no le alcanza la jubilacion, no creo que haya hecho nada. no lo se, pero no es oficial, ni esta lleno de plata, la familia esta arruinada,, espero que se haga justicia, gracias por dejarme opinar

    ResponderEliminar
  27. se encuentran en la actualidad en el penal de marcos paz los represores astiz y cia

    ResponderEliminar
  28. LOS DELITOS DE "LESA HUMANIDAD" NO PRESCRIBEN SON MEDIDAS JURÍDICAS INTERNACIONALES INCLUIDA ARGENTINA. MUCHOS DE ESTOS DELINCUENTES QUE CUMPLEN CONDENA EN ESTE PENAL TIENEN SOLICITUD DE DIVERSOS PAÍSES POR DELITOS SIMILARES NO ES UN CASO ÚNICO DE ARGENTINA

    ResponderEliminar
  29. Puede alguien confirmarme si el ex comisario Edgardo Antonio Mastrandrea esta ahora en Marco Paz?Muchas gracias

    ResponderEliminar
  30. Ahora están de parabienes con Hortel, es un negro de mierda como su agrupación. ja, ja

    ResponderEliminar
  31. Seria justicia que fuesen juzgados los detenidos por causas, cuyos implicados siempre son acompañados sus nombres con "supuestos".Por el contrario, los dejan alli hasta que mueran sin juicio ni defensa.

    ResponderEliminar
  32. malditos zurdos tendrian q estar ustedes ahi!!!

    ResponderEliminar
  33. que dios se apiade de ellos

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar